martes, 17 de septiembre de 2013

Matagalls-Montserrat 2013

Hola!!!

Por fin, este año pude terminar la mítica Matagalls-Montserrat.

En esta edición el trayecto constaba de 85,5 Km, con un desnivel acumulado de 5890 metros.


Este año éramos Anna, Pi, López, Arnau, Joan, Fernando y yo, así que el sábado 14 poco antes de salir, quedamos todos en la salida.



La salida la realizamos a las 16:21, muy buena hora, ya que el sol empieza a bajar y te permite hacer una buena parte de día sin necesidad de ponerte el frontal.


El primer tramo, que discurre por el Plà de la Calma, es bastante suave, con tendencia hacia arriba, y que aprovechamos para ir pillando el tono en las piernas e ir haciendo fotos, ya que más adelante, con el cansancio acumulado, se nos quitarán las ganas. Aquí el cielo amenazaba lluvia, pero por suerte, no llegó a caer ni una gota.


Arnau y Fernando saludando a cámara





Antes de empezar a bajar hacia Aiguafreda, pasamos por el Control 1, que está situado a 7,9 Kilómetros de la salida, a las 17:45, con un tiempo de 1:24.

A partir de aquí ya empieza la bajada a Aiguafreda, una de las bajadas más largas de toda la caminada, con 8 kilómetros seguidos de bajada. En esta ocasión, decidimos hacer trotando parte de la bajada para intentar desentumecer las piernas y no cascarnos tanto las rodillas.


Tagamanent



Ya en Aiguafreda, lo primero que hacemos es cargar agua en la fuente, esperarnos unos pocos minutos y reagruparnos.



Volvemos a ponernos en marcha, cruzamos la autopista, y en escasos 500 metros nos encontramos con el primer avituallamiento, donde nos ponemos hasta arriba pero sin pasarnos, que hay que recuperar energías.


Aquí paramos un poco, ya que estoy empezando a tener molestias en los pies y decido vendarme con esparadrapo las zonas sensibles a ampollas, para evitar que me salgan, o en el caso de salir, que tarden más en aparecer.

Una vez en marcha, empezamos por una subida pronunciada por un sendero, que a los pocos metros nos deja en una pista ancha con menos pendiente, pero que al cabo de poco, se pone cada vez más dura, serpenteando por la ladera y subiendo muchos metros en poco tiempo.


Una vez acaba el tramo más duro, nos encontramos con el Control 2, en el kilómetro 20,4. Por aquí pasamos a las 20:03, con un tiempo de 3:42.


Seguimos subiendo un poco por senda hasta llegar a una pista, donde deja de subir y empieza a bajar ligeramente y que nos llevará a cruzar la carretera C-1413B.

Una vez pasada seguimos por un sendero estrecho y donde todos los años se forman colas, y este no iba a ser diferente, todo y que mucho menos que el año pasado. A mitad del sendero empieza a bajar, para al final, dejarlo y coger una pista que durante un par de kilómetros y llanear.


Al rato, dejaremos la pista para coger un sendero corto, ya en bajada más pronunciada, que nos deja en una pista que sigue bajando. Al rato nos encontramos con el Control 3, a 29,5 Km de la salida, a las 22:02, y un tiempo de 5:41.


Continuaremos bajando hasta llegar otra vez a la carretera C-1413B, caminaremos unos metros por ella, pero enseguida la dejaremos para continuar por una senda, casi siempre en subida.

Al poco rato la senda se va abriendo, y es en ese momento cuando aparece el segundo avituallamiento, el del caldo. En este punto ya llevamos 32,8 Km en las piernas, son las 22:51 y un tiempo de 6:30, por lo que toca recargar pilas comiendo, bebiendo y recargar las bolsas de agua. En esta ocasión perdemos alrededor 25 minutos descansando y verificando que los vendajes están bien.


Ahora nos toca cruzar la carretera B-143 y seguir subiendo hasta llegar al Control 4, situado a 37,7 Km. Por este punto pasamos a las 0:12, con un tiempo de 7:51.


Ahora nos toca subir por un sendero durante 1,5 Km aproximadamente. Sin dejar el sendero, empezamos a llanear hasta que nos encontramos con una pista.

La pista nos lleva hasta Sant Llorenç por una bajada continuada y muy marcada, que te destroza las rodillas. Fue aquí donde el año pasado acabé por destrozarme, ya que además de la bajada, el hecho de ver el pueblo desde prácticamente todo el descenso y no llegar nunca, te destroza psicológicamente.

Llegamos al avituallamiento de Sant Llorenç a la 1:51, tras 46,5 Km y un tiempo de 9:30.


Aquí tuvimos las primeras bajas, por un lado Arnau tuvo que abandonar por molestias en las piernas, y también abandonó Anna. En este momento nos separamos, todo y estar esperando unos 45 minutos en el avituallamiento, al final como Pi y Ana no venían, fuimos tirando nosotros.

Arnau despidiéndose del resto


Dejamos a tras Sant Llorenç, y tras un pequeño repecho, enseguida empezamos a bajar, cruzando una urbanización de Sant Llorenç, para enseguida encontrarnos con el Control 5.


En el Control 5 llevamos ya 52 Km y un tiempo de 11:26. Son las 3:44 de la madrugada.


Seguimos bajando hasta llegar al Torrent de Les Arenes. Al rato lo dejaremos a tras y empezaremos el ascenso a La Mola, un ascenso en su primera parte por senda, y que nada más llegar a Sant Feliu del Racó, ya pasamos a pista. En este tramo las subidas son bastante duras, además, el cansancio acumulado empieza a hacer mella.

Pasamos el Control 6, y a 1,5 Km nos encontramos con el avituallamiento de los Donuts, estamos en la urbanización de Caball Bernat en Matadepera, son las 5:46, llevamos un total de 61,5 Km y un tiempo de 13:25. Aquí, además de recargar agua, nos ponemos hasta arriba de zumo, leche con cacao y donuts, que enseguida amanecerá y tenemos que coger fuerzas para lo que nos queda.


Dejamos el avituallamiento atrás y empezamos a bajar por la urbanización. Al rato cruzamos la carretera BV-1221 y ya estamos en la urbanización Les Pedritxes.

Una vez que entramos, empezamos a subir y enseguida veremos como va cogiendo cada vez más inclinación, que con los kilómetros que llevamos acumulados hace que se nos haga muy duro.

Por fin, a las 7:21, llegamos al Control 7, tras 15 horas de caminata y 67,2 Km. La parte positiva es que ya es de día y podemos quitarnos los frontales, además de intuirse la silueta de Montserrat, todo y las nubes que nos han acompañado durante todo el trayecto.



Ahora empezaremos a bajar por pista hasta la Casa Nova de l'Obac, donde cogeremos una senda que baja por una trialera y que nos dejará en la carretera B-122 por la que seguiremos unos metros para volver a meternos en otra senda que también baja por trialera hasta contactar con una pista.

Seguimos por la pista y a escasos metros nos encontramos el Control 8. Son las 8:32 y ya llevamos 71,9 Km y un tiempo de 16:11.


Una vez dejado atrás volveremos a coger senda por la que continuaremos descendiendo, encontrándonos un pequeño repecho antes de llegar a Vacarises.

Por fin llegamos a Vacarises, concretamente al avituallamiento de Vacarises. Ya llevamos 16:51 y 74,2 Km a las 9:12 de la mañana. Por fin vemos como dentro de poco pasaremos de dos a una cifra en la distancia que nos queda a Montserrat.


Aquí fue donde nos pilló Pi, que salía hora y media después que nosotros desde Sant Llorenç. Aquí Joan empezó a encontrarse mal y llegó a vomitar, por lo que tardamos un buen rato en salir.

Aquí, el mega-crack Pi nos alcanzaba

Ahora íbamos por pista, siempre bajando. Primero cruzamos la autiopista C-16 y llegamos hasta la parada de tren de Vacarises.

Continuamos bajando por urbanizaciones hasta llegar a la carretera C-58, que cruzaremos por debajo de un puente.

Una vez cruzado en seguida empezaremos a subir por las urbanización hasta pillar una pista por la que seguiremos subiendo hasta llegar al Control 9, situado en el kilómetro 79,6, a las 11:02 y tras 18:41 de caminata.


López posando a los pies de Montserrat

Tras esperar a que Pi y Joan llegaran durante 15 minutos, los llamamos al móvil y Pi dice que están en la estación de tren de Vacarises, Joan ha estado vomitando más veces, que le ha dado una bajada de azúcar y que lo están atendiendo, que vayamos tirando, que cuando lo recojan sus padres el ya irá solo hasta Montserrat, así que con esta mala noticia nos volvemos a poner en marcha.

Nada más dejar el control tenemos una trialera que nos va llevando hasta una pista que ya no dejaremos hasta entrar en Monistrol.

En Monistrol paramos un momento a beber agua para luego cruzar el río Llobregat y empezar a subir por en medio del pueblo hasta que llegamos a la senda que nos ha de llevar hasta el final y que empieza por una trialera bastante vertical que muere en una pista. Avanzaremos un rato por la pista hasta llegar a último control, el Control 10.

Son las 13:13, aquí ya queda poco, tras 82,3 Km, y un tiempo de 19:51, ya solo nos quedan 3,2 Km para llegar a nuestro destino, pero que 3,2 Km...


Aquí cogemos la Pista de l'Aigua, una senda que discurre al lado de una canalización de agua y que es muy vertical, y que tras llevar más de 80 Km en las piernas, se parece más a una trepada que a una senda.

Ya llegando al final de la senda encontramos una especie de "escalones", que el paso del agua de las lluvias durante los años, los ha dejado muy maltrechos.

Dejamos la Pista de l'Aigua y por fin llegamos a los escalones de acceso a Montserrat y al apeadero del cremallera.

Ya queda menos!!!

López y yo llegando por fin


Ahí arriba esta la meta...

Ya en la plaza del monasterio

Son las 13:11 del mediodía y finalmente hemos llegado a nuestro destino. Tras 85,5 Km y un tiempo de 20:49 llegamos a la plaza del Monasterio.

Por fin cruzamos la meta!!!




He de reconocer que se me saltaron las lagrimas en el momento de cruzar la meta al ver a mis padres esperándome y luego felicitarnos entre los que habíamos cruzado la meta a la vez.

Al final llegamos a la vez López, Fernando y yo, Pi llegaría un rato más tarde.

Trofeo por haber acabado la Matagalls-Montserrat 2013

He de felicitar, no solo a los que han terminado la caminada, sino también a los que la empezaron y que, por circunstancias, no la pudieron terminar.

Ya puedo decir que la Matagalls-Montserrat, además de lo dura que es, tiene algo mágico que te hace querer repetirla aunque, durante algunos tramos, hayas pensado que no la volverías a realizar, que es de locos lo que estás haciendo, pero yo quiero se uno de esos "locos" que año tras año intentan realizarla.

Os adjunto el track de Wikiloc de la ruta: Matagalls-Montserrat 2013

Saludos!!!

martes, 10 de septiembre de 2013

Vía Parados al Sol (130m, 6a) Segunda ascensión

Hola!!!

El pasado 19 de Agosto por fin pude ir a hacer la vía Parado al Sol con un de sus equipadores, Javi Nieto, blogger de "La Voz de la Tierra".


Reseña extraída de Elev-Arte

Llevábamos todo el verano hablándolo y al final nos decidimos a ir, ya no se podía demorar más.

A eso de las 17:00 ya estábamos a pié de vía, encordados y listos para darle caña.

Esta vez yo abriría el primero y el último largo, mientras que Javi abriría el segundo y el tercero, los dos largos de 6a.

La verdad es que la vía cambia completamente de hacerla de primero a realizarla de segundo.

Como íbamos a disfrutar de la vía, decidí no pillar la cámara.

L1 (V) 35m: Este primer largo empieza algo tumbado y va ganando verticalidad y dificultad conforme se va ascendiendo, siempre buscando las chapas de la derecha para no meternos en la vía que nos lleva al sector de "El Tubo". El paso clave de la vía lo encontramos en el tramo final, justo cuando nos metemos en el diedro, pero gracias a que los seguros están muy bien puestos, no da sensación de peligro en ningún momento.

L2 (6a) 30m: En esta ocasión le toca a Javi. Es tal vez el largo más mantenido, empezando con V grado y ganando en dificultad conforme vamos ascendiendo por la grieta. El paso más complicado es tal vez el momento en el que salimos de la grieta para empezar la travesía. La travesía es impresionante, y lo ideal es ir con los seguros a la altura de los ojos, ya que si intentamos subir un poco más, nos quedaremos sin pies. En esta ocasión pude hacer la travesía sin caerme.

L3 (6a) 35m: De nuevo se pone en marcha Javi. El largo a va tirando hacia la derecha, como en toda vía, por un tramo bastante tumbado, pero que conforme vamos subiendo y acercándonos a la zona de placa, va ganando en dificultad. La zona de placa, justo antes de la reunión, es la parte más difícil de toda la vía, un placa muy fina en la que has de trabajar muy bien los pies. Ya en la R3 paramos un poco para descansar antes de darle caña al último largo.

L4 (IV+) 30m: En esta ocasión seré yo el que vaya de primero. Quizás el tramo más difícil sean los primeros metros, por la verticalidad, pero tiene muy buenos cazos, por lo que no hay ningún problemas para subirlos. Una vez superados, la vía va tumbando, y aunque los alejes aquí son un poco más "alegres", no hay ningún problema ya que en todo momento tienes muy buenos agarres, tanto de pies como de manos.

Una vez arriba los dos, y como Javi había dejado la mochila abajo, fuimos por una "senda" que conoce Javi y que va por el sector de "Castañas Tostadas" y que nos deja justo a pie de vía.

Ya en Montanejos nos fuimos al bar a tomarnos nuestra bien merecida cervecita.

Ahora a ver si Javi se anima y me lleva a realizar alguna de esas vías asequibles para mi grado que él conoce.

Os pongo el enlace a mi primera crónica de la vía, donde podréis encontrar más información sobre el acceso, el retorno y la vía en si: Vía Parados al Sol (130m, 6a)

Saludos!!!

miércoles, 4 de septiembre de 2013

PR-VT 126: Montanejos - Rubielos de Mora

Hola!!!

El pasado 9 de Agosto por fin pude realizar una de esas rutas que tenía marcadas como imprescindibles, la que une Montanejos con Rubielos de Mora a través del sendero PR-VT 126.

Pare realizar la ruta conseguí enredar a Jose, quien no dudó en apuntarse en cuanto se lo comenté, por lo que quedamos a las 7 de la mañana en la plaza para intentar no pillar mucho calor en la parte más dura.

En el primer tramo la senda discurre por un tramo del GR 7 que también es común con la senda de la Bojera y que se coge en la parte alta del pueblo.

El principio ya es duro, con el ascenso a la parte alta del barranco de la Maimona, con sus impresionantes vistas.


Tras 3,6 Km de subida casi ininterrumpida, llegamos al cruce del GR 7, nosotros lo abandonaremos y seguiremos las marcas amarillas y blancas que marcan nuestra ruta. A partir de aquí empieza un descenso suave de casi 3 Km que nos llevará hasta la base del barranco, donde lo cruzaremos por un curioso puente de cemento.

Puente que cruza el Barranco de La Maimona

Ahora empezaremos otra vez a ascender en dirección al pueblo de Los Calpes, primero por una pista ancha y luego por una senda más estrecha y empinada.




Tras 9,3 Km y poco más de 2 horas, llegamos por fin a Los Calpes.

Los Calpes

Cruzamos la carretera y seguimos ascendiendo durante un par de kilómetros más hasta tener que volver a cruzar la carretera.




Unos 500 metros después de cruzar empezaremos el descenso de unos 3 Km y que en parte discurre por el barranco de la Jara. Durante el descenso nos iremos encontrando algún abrevadero y algunas masías, unas abandonadas y otras rehabilitadas.

Vistas de Peñagolosa del el Barranco de La Jara

Pilón de los Cuatro Caminos



Ya llegando a la Puebla de Arenoso tenemos que ir con cuidado, ya que debido a las lluvias el camino está bastante descompuesto.

Puebla de Arenoso

Panorámica de La Puebla de Aronoss con el Pantano de Arenoso

Tras 14,5 Km y 3 horas y media, llegamos a la Puebla de Arenoso.


En este punto el camino discurre por dentro del pueblo, lo que aprovechamos para dar un vistazo al nuevo puente que cruza el Pantano de Arenoso y que sustituye al antiguo puente colgante.


Panorámica del nuevo puente que cruza el pantano

Ermita de Santa Bárbara

Una vez realizadas las fotos de rigor de la zona nos ponemos en marcha en dirección a nuestra siguiente parada, Los Cantos.


La senda en este momento sube un poco, obsequiándonos con unas impresionantes vistas de la Puebla de Arenoso, para luego llanear y volver a bajar. Por el camino pasamos por la fuente de El Almajal.

Los Cantos al fondo

Fuente El Almajal


Puebla de Aronoso

Justo antes de llegar a Los Cantos cruzaremos el barranco de los Caños y los tubos de la Hidroeléctrica.



Barranco de Los Caños


Pasados 3 Km por fin llegamos a Los Cantos.

La Monzona a nuestra derecha

Una vez pasado el pueblo subimos un poco por un fuerte repecho, para enseguida llanear hasta un mirador desde donde se divisa perfectamente nuestro siguiente objetivo, el pueblo de Olba.

Olba

Tras 5 horas y 20 minutos, y 21 Km, por fin llegamos a Olba, lo que aprovecharemos para comernos una barrita con tal de recuperar algunas fuerzas.



Río Mijares a su paso por Olba


Desde aquí iremos bordeando el río Mijares y pasando por las aldeas de Los Ramones y los Pertegaces mientras vamos cruzando el Mijares en diversas ocasiones.



Los Pertegaces


Una vez pasados Los Pertegaces se empieza a subir levemente hasta llegar a la última aldea que nos encontraremos antes de llegar a nuestro destino final, Los Giles, a 25,5 Km de Montanejos, donde recargaremos agua.




Dejaremos atrás Los Giles y poco después de pasar por la Fuente del Hocino llegaremos a la carretera, donde giraremos a la derecha para ir a buscar un puente que cruza el Mijares.

Fuente del Hocino



Una vez cruzado el puente pillaremos la pista que nos encontramos a la izquierda.



A los pocos metros pillaremos una senda a la izquierda que nos bajará hasta la altura del río.


Iremos remontando el río hasta llegar a un afluente. En este punto llevamos 27,6 Km y un total de 7 horas caminando.


Jose posando antes de dejar el río Mijares

Ahora nos tocará remontar dicho afluente, el río Palomajero, por una senda bastante vertical y dura. Este tramo de 1,3 Km en algunos tramos está bastante mal, por lo que se tienen que extremar las precauciones si uno no quiere acabar en el fondo del barranco.

Al llegar a la zona donde el río se ensancha, nos encontramos con el momento más crítico de nuestra travesía, un rebaño de vacas que no nos dejaba continuar, por lo que tuvimos que perder alrededor de 15 minutos intentando evitarlas sin desviarnos mucho del camino.

Una vez pasado el mal trago nos encontramos con que alguien ha decidido vallar con alambre de espino la zona, por lo que nos toca buscar un sitio donde haya un poco más de separación entre el alambre y el suelo para poder retomar el camino, que aquí se ha convertido en pista.

Continuamos por la pista hasta llegar a un cruce donde tendremos que continuar como si fuéramos por el cauce del río. Cabe destacar que la señalización de la senda es muy precaria, y que si no llega a ser por el GPS, nos habríamos perdido en más de una ocasión. En este punto ya llevábamos 7:45 horas y 30,4 Km en nuestras piernas.


Seguimos remontando el río para 1,8 Km más adelante abandonarlo por un afluente que encontramos a nuestra derecha y que sube por un camino bastante duro.

Justo al final de la subida llevamos ya 33 Km y algo más de 8 horas de trayecto. En este punto podemos observar el Pino Gijón, y si nos desviáramos un poco, cosa que no hicimos, la Carrasca Iserte.




A partir de aquí ya empezamos a avanzar por pista forestal, siempre en subida suave, pero que con el impresionante calor, que no haya ningún árbol y el hecho de casi no quedarnos agua, hace que se nos haga eterno.

Como nota, hay un momento que en un cruce desaparecen las marcas, a la altura de una masía que nos encontramos a la derecha y que tiene campos justo después de pasarla. En este punto hay que tomar el camino de la izquierda.

Continuamos por la pista hasta que nos encontramos una zona de senda bastante ancha y que nos lleva a una nueva pista.

En este punto, al habernos quedado sin batería en el GPS ya no sabemos lo que nos falta para llegar, lo que lo hace más duro, y no es hasta que vemos la cruz de Rubielos de Mora, ya casi llegando, que no nos damos cuenta de que ya queda poco para nuestro destino.

La Cruz de Rubielos de Mora

A poco de llegar, en las afueras de Rubielos de Mora, ya podemos encontrar un cartel en el que ya no nos muestra como llegar a Rubielos de Mora, si no como ir a buscar Olba, ya solo nos quedan 500 metros para nuestro destino.


Finalmente, tras 40 Km y 9 horas y media, por fin llegamos a Rubielos de Mora, algo cansados y con ganas de comer, ya que ya son las 16:30.

Por fin en nuestro destino

Quiero agradecer de forma muy especial a la gente del Bar-Restaurante El Aljibe, ya que todo y que habían cerrado a las 16:00 y que ya estaban limpiando, nos hicieron el favor de abrir la cocina para hacernos unos impresionantes bocadillos de media barra de pan de medio, de esas de pueblo, con pan con tomate, lomo, queso y patatas fritas, que estaba delicioso.


Tras comer, pasaron a buscarnos mis padres para llevarnos de nuevo a Montanejos.

Ha sido una ruta muy interesante y dura, un muy buen entreno para la Matagalls, que he podido realizar con un buen amigo y que espero que se vuelva a animar para realizarla otra vez, esta o cualquier otra.

Os adjunto el track de Wikiloc de la ruta: PR-VT 126: Montanejos - Rubielos de Mora

Saludos!!!