miércoles, 11 de diciembre de 2013

Vía Ferrata del Peco

Hola!!!

El pasado viernes 6 de Diciembre por la tarde, aprovechando que estaba por Valencia, María y yo nos acercamos hasta Soneja para realizar la vía ferrata del Peco.

Para llegar tenemos que ir hasta Soneja y después ir a buscar la carretera que nos lleva hasta Castellnovo por la carretera CV-2182 hasta llegar a una pequeña fuente, llamada la Fuente del Peco, donde dejaremos el coche.


Una vez aquí cogeremos un camino a la izquierda que va cruzando diversos campos de olivos en dirección a la pared que se ve desde la carretera.

El acceso es muy sencillo, y en poco más de 5 minutos llegaremos a pie de vía.


Pared por la que discurre la ferrata


Se trata de una vía muy sencilla y corta, ideal para no iniciados, para enseñarles las técnicas básicas a emplear en las ferratas, y al ser la primera ferrata de María, fue ideal. Así que una vez explicado como realizar el cambio de mosquetones y como reposar, no pusimos al lío.



La vía empieza con el paso más complicado, tras un pequeño repecho, siempre asegurado, llegamos a las 2 primeras grapas, un poco alejadas, y que dan paso a una pequeña panza algo desplomada pero muy facil de superar.


Una vez superado, llegamos a una bifurcación, si seguimos recto nos encontramos con unas pocas grapas muy sencillas de superar, si vamos por la izquierda, realizamos una travesía sin grapas, después ascendemos por unas 4 grapas y volvemos a la ruta original realizando el flanqueo sin grapas, esta vez hacia la derecha.







Bonitas vistas de los bancales de olivos

Justo donde se vuelven a unir las rutas, nos encontramos con una pared un poco más vertical.


Pasamos la pared y nos encontramos con varias presas de rocódromo colocadas en la roca y que le dan un toque diferente y entretenido.

Un esfuerzo más, que ya se acaba

Una vez superado llegamos ya al final, solo nos queda un pequeño flanqueo a la derecha.



Para volver tenemos 2 opciones, o realizar un rappel de 30 metros en una instalación que hay nada más llegar, o volver por un camino. Nosotros decidimos rapelar.

Primero bajé yo y después la bajé con el Gri-Gri, ya que hacia el final había visto al subir que había un desplomado, y al no haber rapelado nunca e ir solo nosotros dos, preferí ir a lo seguro, ya le enseñaré a rapelar en otra ocasión.


María a lo choricillo

Al final volvimos a hacerla. En principio la quería hacer yo solo y subir y bajar por la ferrata, pero María dijo que ella quería volver a subir, que le había sabido a poco, y así pude observar que ya le empezaba a coger el truco, ya que en unos 5 minutos ya la habíamos realizado.

En esta ocasión intentamos volver por el sendero, pero al no ser capaces de ver por donde iba y que empezaba a oscurecer, decidimos volver a bajar rapelando.

Destacar que a la derecha del inicio de la ferrata hay un par de vías de escalada, a ojo rondan el 5º grado, que le pueden dar un poco más de aliciente al día.

Ha sido una tarde muy divertida pasada con la mejor compañía posible.

Saludos!!!