lunes, 24 de febrero de 2014

Vía ferrata Teresina

Hola!!!

Por fin, después de mucho tiempo intentándolo, fui a hacer la vía ferrata de la Teresina y retorno por la Canal del Mejillón, y la verdad es que no me decepcionó.

A eso de las 9:15 llegábamos las Grullas que habíamos quedado para hacerla, en concreto Oscar, Gabi y yo, al aparcamiento de la ermita de Santa Cecilia.

Ermita de Santa Cecilia


Listos para la aventura!!!

Después de prepararnos, cruzamos la carretera y nos encaminamos por el GR-172, siempre de subida, hasta llegar a una torre de alta tensión, en cuya basa veremos escrito Teresina, y en la que abandonaremos ya el GR para girar a la izquierda y empezar a subir, ya por senda un poco más empinada.


Una vez dejamos el camino ya nos metemos en la canal, donde empieza una trepara por varias cadenas.




Impresionantes vistas

Ahora continuamos trepando hasta llegar a un pasamanos de acero a nuestra izquierda, para más adelante encontrarnos más cadenas.

Zona del pasamanos de acero



A eso de las 10 ya estábamos en el inicio de la vía, que coincide con el final del Canal del Mejillón.

Empezamos con un par de clavijas que nos permiten legar al cable de vida, para empezar una primera trepada.


Seguimos avanzando por la roca hasta llegar un pequeño tramo en el que llegaremos a un camino que nos aproxima hasta el tramo del puente natural.



Tela lo que hemos subido ya... Ahí abajo está la furgo!!!

Aquí Las Grullas listas para la aventura!!!

Aquí pasaremos por la pasarela de roca, no apta para los que tengan vértigo, y seguiremos por unas grapas que flaquean por la derecha.

Impresionante puente natural de roca



Una vez pasado, avanzamos un poco para volver a desanclarnos y continuar por senda hasta la siguiente pared.

Poco después nos encontramos con una cuerda para ayudarnos, para después proseguir por la trepada.


Cada vez subimos más


Un poco más adelante nos encontramos un árbol, que una vez superado da paso a varias grapas, que enseguida nos dejan en una pequeña cima, donde nos tocará caminar otra vez.



Me vas a tener que pagar por estas fotos Gabi...

Impresionante!!!

En el siguiente tramo empezamos a subir por grapas, para enseguida empezar un flaqueo a la izquierda muy bonito, con unas vistas espectaculares.




Luego avanzamos ya encajonados en una canal hasta llegar el ascenso final hasta la aguja de Santa Cecilia, primero por una trepada, por donde iremos con mucho cuidado, ya que aquí el cable de vida está muy deteriorado, para luego llegar a un tramo de grapas, ya mucho más vertical.



La verticalidad va en aumento


Una vez acaban las grapas, seguimos por una pequeña trepada hasta la misma cima de Santa Cecilia.


Cima de Santa Cecilia

Ya avistamos el mirador de Sant Jeroni

Ya en Santa Cecila nos tocó esperar, ya que en la parte del destrepe había un grupo montando un rappel, y en la propia cima, otro grupo, montando otro rappel, que luego nos dejaron usar, por lo que no nos hizo falta sacar la cuerda. En este punto Gabi decidió bajar destrepando, pero Oscar y yo rapelamos.

Grupo montando un rappel en el destrepe



Una vez abajo, fuimos siguiendo la senda, en gran parte asegurada por un cable de vida.


Aquí encontramos el escape



Enseguida volveremos a avanzar por la roca, tanto en travesía como en pequeños ascensos, en parte trepando por roca directamente y en parte por pequeñas grapas.


Sin palabras...


Luego volvemos a ascender por senda muy vertical y delicada, debido a la gran humedad, donde hay que andar con cuidado, ya que en este tramos no vamos anclados, salvo en alguna pequeña trepada, que si que está protegida por cable.



Que oxidados que estamos... Aquí ya estábamos sacando el hígado...

Al poco rato ya nos encajonamos en la canal de Sant Jeroni donde continua la fuerte subida.

Esperamos a que el grupo que nos precede avance un poco y aprovechamos para descansar un rato antes del ataque final a la chimenea.


Para alcanzar a anclarnos al calbe primero tiraremos de cadena, y en oposición con la pared, nos anclaremos cómodamente.


Una vez superada la primera parte, avanzamos en travesía ayudados por una cadena, hasta la chimenea propiamente dicha.


Es ahora donde empieza la parte más técnica, ya que siempre intentando estar en oposición, nos ayudaremos de la roca y las pequeñas grapas para ir progresando.


Al poco llegamos a las grapas más grandes, donde ya se hace más cómodo avanzar.


Al superarlas, ya casi hemos llegado al mirador de Sant Jeroni.


Oscar llegando al mirador

Por fin en el mirador de Sant Jeroni (1236 m), aprovechamos para hacernos unas cuantas fotos y disfrutar de las vistas.

Por fin en la cima!!!

Rosa de los vientos con todo lo que podemos avistar

Al fondo a la izquierda el Matagalls, con la Mola un poco más la derecha


Ahora nos toca ir a buscar el acceso a la Canal del Mejillón, que encontramos enseguida, pocos metros más abajo de las escaleras, en el primer desvío a la izquierda una vez acaba el primer tramo de barandilla.


Antes de empezar el descenso, paramos a almorzar algo, que nos lo hemos ganado.


El primer tramo del descenso lo realizamos por un destrepe muy resbaladizo protegido por cuerdas, que nos hacen mucho más cómodo el descenso.



Una vez se acaba la zona resbaladiza, se nos cruzan unas cabras que nos irán siguiendo y tirando piedras durante todo el descenso.

Las "graciosas" cabras que nos tiraban piedras

Ahora empezaremos la zona de destrepes, ayudándonos de las cadenas que se usan para el ascenso de la canal.




Enseguida nos encontraremos con algunos destrepes más complicados en los que decidimos descender en rappel.




Al rato llegaremos al final del Canal del Mejillón y principio de la Teresina.




Ya sólo nos queda desandar el camino de acceso, destrepando por las cadenas, hasta llegar a la senda de acceso, y de aquí de nuevo hasta la ermita de Santa Cecilia.


Ha sido una ferrata muy divertida, realizada en gran compañía, que junto con el descenso, en poco más de 5 horas, nos ha permitido relizar una de las ferratas más míticas y bonitas de Catalunya, tanto por la dificultad como por las vistas que nos ofrece.

Os adjunto el track de Wikiloc de la ruta: Vía ferrata Teresina

Saludos!!!

4 comentarios:

  1. ¡Hola David! Impresionante ferrata no apta para cardíacos. Yo ya no estoy para esos trotes. Me conformo con ver a gente como vosotros. Lo que más me impresiona en estos casos es pensar en la dificultad que tuvieron los que la equiparon. Eso sí que es chungo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Emilio!
      La verdad es que es una ferrata impresionante.
      Como dices, la dificultad de equipar una ferrata ha de ser muy alta, más esta si cabe, ya que esta en particular fue la primera que se equipó en España.
      Si algún día te animas a probarlo, por Valencia tenéis alguna ferrata sencilla de iniciación que seguro que te gusta.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Por si fuera interesante o de utilidad para ti o para los lectores de tu web, tengo publicado el siguiente blog:
    http://plantararboles.blogspot.com
    Se trata de una manual breve y sencillo para que los amantes del monte y del campo podamos reforestar, casi sobre la marcha, aprovechando las semillas que nos dan los árboles y arbustos autóctonos de nuestra propia región.

    Salud,
    José Luis Sáez Sáez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,

      Me parece muy interesante tu iniciativa.
      Te enlazo el blog en la sección de "Blogs amigos" para que mis lectores tengan acceso rápido.

      Saludos.

      Eliminar