lunes, 19 de junio de 2017

Penyes Altes de Moixeró


El Penyes Altes de Moixeró es, con 2.276 metros, la cima más alta de la Serra del Moixeró, además en su vértice confluyen las provincias de Barcelona, Lleida y Girona, cosa que nos ofrece unas espectaculares vistas de la Vall del Cadí y del macizo del Pedraforca.

Continuando con las rutas entre semana y aprovechando que tanto Robert como Diana tenían la semana libre, aproveché para subirme a Guils para hacer una ruta que en fin de semana está masificada, la ascensión al Penyes Altes de Moixeró por la Canal de la Serp.

Nos levantamos temprano y poco antes de las 9 ya estábamos en la curva de acceso a la población de Grèixer, lugar donde dejaremos el coche ya que la pista es solo transitable para vecinos.


Ya con todo listo empezamos siguiendo las marcas del GR-107, el Camí dels Bons Homes, mientras por una pista vamos remontando en Torrent de la Font Bona.


Cuando llevamos un kilómetro de subida nos encontramos con las casas de Grèixer y un giro a la derecha.

El Penyes Altes aun queda lejos

Aquí podemos ir por la izquierda hasta un giro a la derecha y rodear las casas o atravesarlas girando por la derecha, cosa que hicimos nosotros con tal de atajar unos metros, de forma que ya no seguiremos el GR.


Ya de nuevo en la pista, a los pocos metros nos encontraremos con el cartel que nos indica el camino a seguir para ir a buscar la Canal de la Serp.


En este punto nos internaremos en un bonito bosque de pinos mientras vamos ganando metros muy rápidamente y seguimos en todo momento las marcas amarillas.

Aquí toca empezar a sudar

Al poco rato apareceremos en un pequeño claro donde aparece la roca desnuda, lugar donde la pendiente nos da una pequeña tregua y nos permite disfrutar de las vistas de la Roca Tallada y el Cap de la Boixassa.

Roca Tallada y Cap de la Boixassa


Una vez pasada esta zona volvemos a internarnos en el bosque, en el que poco a poco van desapareciendo los pinos para dar paso a las hayas.


En uno de los continuos claros que van apareciendo de tanto en tanto ya se nos deja ver el impresionante Pedraforca.

El Pedraforca ya se asoma

Mientras avanzamos el bosque vuelve a cambiar, tomando protagonismo ahora los robles.


En esta zona nos encontramos con la primera sorpresa del día, un bonito boletus, o cep, como lo llamamos en Catalunya, lástima que estuviera carcomido.

Que lástima que no estuviera bueno...

Tras esta pequeña parada continuamos por el bonito sendero rodeados de robles mientras nos nos vamos acercando a las impresionantes paredes de la Roca Gran.

Es una gozada caminar por estos senderos

Ya debajo de los impresionantes cortados el sendero va avanzando mientras se van alternando robles y hayas.

Impresionantes paredes


Poco a poco vamos ascendiendo y separándonos de las paredes mientras nos internamos ya en la Canal de la Serp.


La vegetación en la canal es muy frondosa

Ahora el sendero va ascendiendo bastante vertical realizando continuas lazadas mientras vamos ganando metros muy rápidamente y nos alejamos del cauce de la canal.

Subiendo sin parar

Esquivando algún árbol caído


Sobre la cota 1.750 el sendero pierde algo de inclinación, momento en el que nos cruzaremos con una pedrera.


Desde aquí tenemos unas vistas impresionantes del valle por el que discurre el Llobregat.

Valle por donde discurre el Llobregat

Mirando hacia arriba los paredones nos impresionan

si usamos un poco el zoom descubrimos un bonito puente de roca

Ahora nos tocará realizar una larga lazada por la que vamos ganando altura para poder salvar la pedrera.


¿Habrá alguna vía?

Tras salvar la pedrera volveremos a meternos entre árboles para poco a poco empezar a clarear mientras nos adentramos en un bonito prado.


Norte disfrutando del sendero

Vale la pena el esfuerzo por semejantes vistas

Ya en el prado, mientras vamos ascendiendo de forma bastante directa, podemos observar un sarrio que nos observa tranquilo y solo se va cuando nos ve acercarnos a Norte y a mi a escasos 50 metros.

Este joven sarrio nos observaba curioso

Al fondo podemos ver la Tosa d'Alp y el Puigllançada

La cima del Penyes Altes se va acercando

Un pequeño esfuerzo más y enseguida llegamos al Coll del Raset, a 2.048 metros.

Un último esfuerzo


Desde aquí las vistas son impresionantes, pero no nos estamos mucho rato ya que el viento sopla con fuerza.


Al fondo el Pirineo

Una gozada de prados

Y al fondo la impresionante Serra del Cadí

Ahora nos toca girar a la derecha mientras seguimos el GR-150-1, el Cavalls del Vent.

Bien protegidos del viento

El sendero ahora va caminando entre pinos y abetos mientras nos acercamos al Collet del Raset.



Seguimos por el bosque un rato y damos con una zona en la que hay que extremar las precauciones, ya que nos tocará ayudarnos en algún momento de las manos, además de haber mucho patio.

Aquí el patio es considerable

Ayudándonos un poco de las manos

El Pedraforca y la Serra del Cadí, con el Moixeró por delante

Tras esta zona delicada el sendero vuelve a ponerse muy sencillo mientras gana altura sin prisa pero sin pausa.


De golpe nos encontraremos con una zona con una cuerda por donde deberemos trepar.

Una pequeña trepada

En este punto yo dejé la mochila y los palos y lo subí sin problema, al igual que hizo Robert.

En un principio Diana se quedó con Norte, que no podía trepar, pero tras dar la vuelta a la roca que se trepaba Robert investigó un poco i pudo acceder rodeándola por el otro lado e ir a parar donde estaba Diana, por lo que al final tanto ella como Norte pudieron continuar la marcha.


Las vistas nunca cansan

Desde aquí el sendero iba subiendo hasta dar con la loma final cimera.


Ahora sí, tras unas cuantas horas de ascenso, llegamos al Penyes Altes de Moixeró y sus 2.276 metros de altura.

Penyes Altes de Moixeró

Desde aquí las vistas de la Vall del Cadí, la Serra del Cadí, la zona del Puigpedrós y la Vall de la Llosa, así como del macizo del Pedraforca son espectaculares, además tenemos el extra de poder estar en tres provincias a la vez, Barcelona, Lleida y Girona.

Esta panorámica me tiene enamorado

Zona del Puigpedrós

Tosa d'Alp y Puigllançada con Norte como protagonista

Aquí no estamos mucho rato ya que el viento sopla con fuerza y ha bajado bastante la temperatura debido a las negras nubes que se nos empiezan a acercar.

Ahora nos taca deshacer nuestros pasos hasta pasar el Collet del Raset, donde buscamos un lugar donde poder sentarnos al resguardo del viento para poder hacer nuestra pasada para comer.

A comer!!!

Aquí nos estamos algo más de una hora comiendo y descansando, ya que aun nos queda subir al Moixeró y toda la bajada de regreso.

Tras comer nos volvemos a poner en marcha hasta llegar de nuevo al Coll del Raset.

Aquí iremos siguiendo el GR mientras rodeamos el Plà de Moixeró por un pequeño bosque que nos protege del viento.

Impresionantes prados del Plà de Moixeró

Los sarrios corretean a sus anchas

Tras rodearlo llegamos al Coll del Moixeró, lugar donde decidimos pasar del GR para ir siguiendo la cresta del Moixeró mientras dejamos los prados a nuestra derecha.

Engañando a Robert y Diana para que salga una foto más natural... jejeje

Ahora iremos ascendiendo poco a poco hasta dar con unos abetos, lugar donde la pendiente se acentúa.

El Moixeró cada vez más cerca


Desde aquí hasta la cima iremos siguiendo las rocas, siempre por el lugar más cómodo para caminar hasta dar con un punto en donde observaremos un sendero muy poco definido y que nos dejará en la misma cima.

Ya estamos a 2.091 metros, cima del Moixeró y pico que da nombre a esta sierra.

Moixeró con el Penyes Altes al fondo

Las vistas, al igual que desde el Penyes Altes, son una auténtica pasada, pero al igual que desde su hermana mayor, decidimos no estar mucho tiempo ya que el viento pega con fuerza.

Las nubes empiezan a ser amenazantes


Norte posando delante del Pedraforca y la Serra del Cadí

Nunca me canso de fotografiarlo

Ahora toca ir descendiendo por un sendero muy poco definido mientras pasamos en primer lugar por el Coll del Dental, para más abajo llegar hasta el Collet de Moixeró, lugar donde se vuelve a enlazar con el GR.

Ahora nos toca bajar

En el Collet del Moixeró nos tocará cruzar una valla y abandonar definitivamente los prados.


El verde de los prados ha sido el dominante en este tramo

Para no perder la costumbre de liarla, me confundí de camino y pille una bajada que llevaba a un sendero que se veía más abajo, tirando por una canal campo a través.

La verdad es que tampoco nos salió mal la jugada, ya que Robert encontró un montón de "moixernons", cuya traducción no se muy bien como es, pero tras consultar parece ser que se llaman perro chico, seta de San Jorge o seta de primavera, según la zona.

No había quien lenvatara a Robert del suelo

Ya 15 minutos después de encontrarlos y casi 2 kilos después, tenemos que arrancar a Robert del lugar, ya que si fuera por él continuaría recogiendo, pero el cielo se está empezando a poner cada vez peor y no tenemos ganas de mojarnos.

Algunos agradecieron la parada "boletaire"

El sendero correcto iba un poco más a la izquierda y estaba bien hitado, pero no fui capaz de verlo, por lo que ahora solo queda ir siguiendo la fuerte bajada.

Toca seguir por la izquierda de esos árboles

La bajada enseguida se interna en una vertical canal por la que es muy complicado descender y donde hay que extremas las precauciones, ya que la bajada es muy técnica.

El sendero baja bien definido

Hasta que damos con la canal

Tras un rato descendiendo con cuidado, dejamos la canal, pero enseguida nos damos de bruces con otra igual de complicada.

En este punto se pone más vertical

Una vez dejada atrás la canal nos tocará cruzar una pedrera, para justo después meternos en un frondoso bosque de pinos.

Los pinos nos indican que por fin salimos de la canal

El sendero ahora va descendiendo de forma mucho más suave hasta que damos con el Coll de Cabrera.


Nada más empezar a descender sede el collado el bosque cambia bruscamente y nos vemos inmensos en un frondoso robledal por el que tenemos que ir intuyendo por donde bajar, ya que el sendero está muy mal marcado.

La humedad del ambiente va en aumento

Al poco llegamos a la Font de la Cabrera, donde Norte se pasa 5 minutos bebiendo agua, y es que el pobre está reventado y muerto de sed.

Font de la Cabrera

Tras descansar un poco nos toca seguir descendiendo por el sendero, ahora de forma bastante directa hasta llegar a un pequeño collado, lugar donde decidir si ir por la izquierda o por la derecha, que fue nuestra decisión, ya que el sendero de la derecha se veía con mucha inclinación y ya habíamos tenido suficientes canales por hoy.


Continuamos el descenso hasta dar con el Coll de l'Avet, donde nos reagrupamos y seguimos en descenso.


A partir de aquí el sendero se vuelve mucho más ancho y por el que es bastante más fácil caminar.

Por fin llegamos a una zona más cómoda

Al rato se estrecha un poco, justo antes de cruzar una pequeña pedrera, pero al poco de cruzar vuelve a ensancharse.

Ahora se va descendiendo poco a poco, realizando alguna lazada mientras el bosque va cambiando de pino a roble, y de roble a haya, todo esto en un entorno muy húmedo.


Caminar por estos senderos es toda una experiencia

Ya llegando al final enlazamos con la parte baja de la Canal de la Serp y por la que iremos descendiendo poco a poco y señal de que nos estamos acercando al final de la ruta.

Una vez dejamos atrás la canal enseguida daremos de nuevo con el GR-107, por lo que nos tocará seguirlo.

Ahora si que ya falta menos

Enseguida llegamos de nuevo al cruce de Grèixer, por lo que ya solo nos quedará deshacer nuestros pasos por el GR para llegar de nuevo al coche.


Al poco de dejar atrás el pueblo se nos cruzó un pequeño corzo, tan rápido que no me dio tiempo de hacerle una foto.

Ahora sí, por fin llegamos al coche y podemos dar por finalizada la ruta.

Y como no podía ser de otra manera, esa noche la cena nos salió gratis gratis a los moixernons que cogió Robert y a los huevos de sus gallinas, todo bien regado por unas frías cervezas.

Nuestra bolsa de moixernons

Moixernons bien sanos

No hay nada como una buena cena

He de reconocer que esta ruta me ha sorprendido muchísimo, ya que el entorno es espectacular, con una gran variedad de vegetación y paisajes diferentes, en la que además, aprovechando que casi no había gente, hemos podido observar de cerca a los animales que normalmente en fin de semana se esconden por la gran cantidad de gente que pasa por aquí.

A continuación os hago un pequeño resumen de los números de la ruta:
  • Tipo de ruta: Circular
  • Dificultad técnica: Media
  • Dificultad física: Media
  • Distancia: 13,74 Km
  • Punto más alto: 2.276 m
  • Punto más bajo: 1.005 m
  • Desnivel positivo: 1.450 m
  • Desnivel negativo: 1.450 m
  • Desnivel acumulado: 2.900 m
  • Cimas ascendidas: 2
  • Tiempo empleado: 10 horas 14 minutos
  • Tiempo en movimiento: 7 horas 53 minutos
  • Velocidad media: 1,34 Km/h
  • Ritmo: 44:43 min/Km

Os adjunto el track de Wikiloc de la ruta: Penyes Altes de Moixeró - Moixeró

Saludos!!!

1 comentario:

  1. Hola David.

    Gran ruta en mejor compañía ;-). Creo que elegisteis la mejor época para realizar esta ruta, puesto que esos prados de altura lucen un verde esplendoroso. Sin conocer el terreno apuesto que esas canales, si no tuviesen toda esa vegetación y arbolado, parecerían mucho más verticales, parece que el bosque la camufla un poco. Grandes vistas desde la cuerda, que he visto que también se puede alargar en la dirección contraria a la que hicisteis vosotros, es decir hasta la Tossa d'Alp.
    Y que puntazo lo dels moixerons, pero claro, llamándose así la sierra...no habrá por ahí alguna sierra que se llame Sierra de los Euros? jajaja.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar